Ojos cerrados, sueños despiertos…

ojoscerrados

Cierra los ojos. Supongo que se esconde en algún lugar entre sus párpados y el interior. Luego cae el sol, sale a caminar, se enciende un cigarro a oscuras. Y sueña. Imagina irse, conocer otros sitios, visitar Finlandia, enamorarse en mitad del frío. Solamente cierra los ojos. Y siente el otoño en la piel, la soledad en los huesos, como si se sumergiese en las aguas de un profundo océano. Parece necesitar ayuda: que la escuchen, que la entiendan, que le cierren las manos alrededor de una vida estable. Dice que hay una parte del mundo que nos pertenece a cada uno, y que no siempre es la parte del mundo en la que estamos. Así que ansía viajar, se le nota en la mirada, que tiene trazados caminos. También se le nota bajo el pecho una extraña pasión, como una pequeña fogata que le ilumina la tristeza, y la hace continuar. Continuar siempre, hacia delante. Nunca se detiene, aunque esté cansada o aunque le llueva el mundo sobre los hombros. Tenemos una fuerza superior dentro, una lucha constante que mantenemos contra las circunstancias. Nadamos, simplemente, hacia las orillas de las personas en las que nos convertiremos. Es un viaje difícil, sí, pero he de creer que también es el viaje con las vistas más bonitas a nosotros mismos. Sólo hay que cerrar los ojos.

 

Anuncios

Un comentario en “Ojos cerrados, sueños despiertos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s