Grita

La ridiculez de un privilegio decibélico, el absurdo de un apuro silencioso. Si te duele grita. Nadie grita por nadie. Deberíamos aflojar las cuerdas mentales y tensar las vocales. Te echo de menos. Te quiero. Te odio. Vuelve. No quise que te fueras. No quise irme. Lo siento. No vuelvas a tocarme. No vuelvas a hacerte daño. No vuelvas. Te amo. Puedo con todo. Abrázame fuerte. Grita conmigo. Alto, claro, contundente, un grito fuerte y potencialmente afónico. Grita hasta poner el corazón en su sitio. 

Sara Buho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s